sublimar

¿VíCTIMA? – Silvia Nieto

Si tenemos en cuenta una de las definiciones de víctima de la RAE, víctima será aquel que padezca un daño por causa ajena o por causa fortuita. Así, algo contingente profiere un daño o perjuicio a un sujeto que lo padece.

El psicoanálisis permite explorar qué hizo el sujeto frente a este daño, y la experiencia psicoanalítica muestra la diversidad de respuestas subjetivas frente a lo que sucedió.

Muchos son los acontecimientos que se podrían considerar causantes de víctimas desde el sentido común (catástrofes naturales, terrorismo, abandonos, enfermedades, maltratos, pérdidas, abusos etc.), pero sólo cada uno en lo más íntimo de su ser podría nombrar de que fue víctima, ya que sabemos que lo traumático siempre es singular, de la misma manera que el modo en que cada uno respondió frente a eso.

Recuerdo que en un programa de TVE 1 donde se entrevistaba a los sobrevivientes del tsunami de 2004 en Tailandia, relataba la madre de un niño de unos siete años por aquel entonces, cómo al haber tenido que estar en el hospital de campaña que se armó a tales efectos, no se quedó reposando al lado de ella, y lo que hizo fue moverse por el hospital ayudando en lo que podía. Años más tarde, la elección profesional de aquel niño fue la medicina.

El cantante Bono de U2, contaba también en otra entrevista de TVE,  cómo frente al dolor inmenso que le produjo la pérdida de su madre en la adolescencia, produjo en él una ira y una rabia incontenibles, las cuales había conseguido convertir en algo valioso a través del rock.

Otra cantautora relataba recientemente al presentar su nuevo disco, cómo había conseguido transformar una tristeza muy particular, que arrastraba desde la infancia, en energía.

Las asociaciones de víctimas del terrorismo en España, tanto de víctimas de ETA cómo del terrorismo islámico, muestran al menos dos posiciones (sin entrar a revisar la particularidad de cada uno de sus integrantes) que se podría entender como el uso del significante víctima. Están quienes se ubican en una posición activa de lucha por sus derechos o de defensa de sus ideas políticas, y aquellos que permanecen en una posición más pasiva, que consiste en recibir del estado aquellas ayudas, con las que supuestamente resarcir el daño.

La película Relatos salvajes del director Daniel Szifrón, nos muestra cómo frente a diferentes circunstancias en las que cada uno ha sido “víctima” de algo, finalmente acaban siendo ellos mismos, víctimas de nuevo, debido a su modo de responder, ya que éste era vía la pura pulsión de muerte.

Estos son sólo algunos ejemplos…

Así, si consideramos que el acontecimiento de cuerpo marca el “tono vital” de un parlêtre, frente a un suceso en el que un sujeto podría ser nombrado cómo víctima o sentirse víctima, será el mismo acontecimiento de cuerpo, el que permitirá sellar ese destino de “víctima”, o hará del acontecimiento de cuerpo la brújula de la escritura de su propio destino.

El psicoanálisis permite apostar por reconducir al sujeto a un momento anterior a su captura significante (1), tal y como nos indica Jacques Alain Miller, a desprenderse de lo que le hace “ser víctima de su significante amo”(2) a cambio de convertirse en artífice o poeta del mismo.

Pulsión de vida o pulsión de muerte, es la elección a hacer cada vez, frente a lo que sucede.

(1) Milller, J.A. Curso inédito Un esfuerzo de poesía. 2003-2004.

(2) Miller, J.A. Curso inédito El ser y el Uno, VII clase 16/03/2011.

Translations : Espagnol, Anglais, Italien, Néerlandais